Mención de Diario SUR a Destilerías el Tajo por su búsqueda de ampliación a nuevos mercados

Destilerías El Tajo’ busca ampliar su mercado en países extranjeros

VANESSA MELGAR

La empresa, que está a punto de cumplir 120 años y factura cerca de dos millones al año, apunta a China, Portugal y Marruecos

China, Méjico, Marruecos, Portugal y Reino Unido, entre otros. Estos son algunos de los países que la empresa ‘Destilerías El Tajo’ tiene en el punto de mira. La fábrica de bebidas, que data de 1895, año en el que nació el abuelo de los propietarios, está buscando ampliar su mercado en el extranjero. Lo cierto es que la crisis resintió las exportaciones que ya se hacían desde la ciudad del Tajo y ahora, según explicó Diego Ruiz, al frente de la empresa, se están estudiando nuevas vías. Es una empresa más de la Serranía de Ronda que persigue meter en la maleta la excelencia de sus productos y compartirla con el mundo.

El origen de esta empresa centenaria, a punto de cumplir 120 años, hay que buscarlo en la pequeña localidad de Jubrique, en el Valle del Genal, municipio que atesora una importante tradición en la fabricación de aguardiente en alambiques, recetas que se han transmitido de generación en generación como en el caso de la familia Ruiz. «Ahora la llevamos mis hermanas y yo. Mi abuelo nació en 1895 y siguió la tradición de su padre por lo que ya fabricaban mucho antes», explicó.

200.000 litros al año

En la ubicación actual, en Ronda, junto a la avenida de Málaga, la empresa lleva desde la década de los sesenta. Actualmente, ‘Destilerías El Tajo’ factura anualmente alrededor de dos millones de euros, una cifra que dista mucho de cuando su abuelo repartía la producción, en el entorno de la Serranía, como buenamente podía. Entre los productos, que están recogidos bajo la marca de la Diputación ‘Sabor a Málaga’, figuran, anís seco, anís dulce, tres tipos de brandy, ginebras, tequilas, ron, pacharán, licores con alcohol y sin alcohol… «El producto más antiguo es el anís, dulce y seco, que se sigue haciendo como siempre», dijo Ruiz que señaló una producción anual de en torno a 200.000 litros y 14 puestos de trabajo.

En la fábrica de Ronda se elaboran las bebidas y se embotellan y desde ella se distribuyen. «Ahora vamos a presentar un diseño especial de nuestra botella de ginebra 1985 con motivo de la Feria de Málaga que también estará para la Feria de Ronda», relató este empresario que añadió que la mayoría de sus productos se venden en el mercado nacional, en la comarca y en el resto de Málaga, otras provincias andaluzas, Palencia, Madrid, Bilbao, Ceuta, Melilla, Alemania y Canadá.